"EN ALGUN LUGAR, BAJO LA LLUVIA, SIEMPRE HABRA UN PERRO ABANDONADO QUE ME IMPEDIRA SER FELIZ" Jean Anouilh

PUBLICIDAD MOLESTA.

No sé por qué razón, al entrar en mi blog y comenzar a sonar la música, se escucha la publicidad de YouTube, antes de la canción. No consigo resolverlo. Lo siento, sé que es muy molesto. Si esto ocurre, haz click en la flecha de la derecha del reproductor y pasa a la siguiente canción. Ya entonces, puedes retroceder a la canción primera, evitando esa publicidad. ¡O eso espero! Gracias.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Sentirte orgulloso de quien eres y de como eres






Leo en el dominical de EL PAÍS, que Benito Pérez Galdós solía aparecer en las fotografías, con perros o gatos. Eso, me ha emocionado, miren ustedes. Los que amen la compañía de estas criaturas y las valoren como yo, me entenderán muy bien. La imagen que se muestra en ese artículo, de Pérez Galdós acompañado de lo que me parece un hermoso mastín, me conmueve. He estado un rato mirándo esa fotografía; mirando esa mano que aprieta hacia él, a esa criatura, como lo hace quien está muy acostumbrado a tener a un perro a su lado, a agradecer su compañía y a  valorar esa proximidad como algo importante, natural y cotidiano. Es la imagen de alguien que quiere a ese perro. Se les ve, a los dos, a gusto y relajados.






Y me emociona también la serenidad y calma de ese noble ser, sentado confiado junto a quien sabe que le quiere. Me gusta su placidez y me he preguntado cual sería su historia; si vivió junto a ese ilustre humano, cuantos años, e incluso si dejó este mundo también de una forma plácida. Me parece una preciosa imagen. No es la única que he encontrado de Pérez Galdós, acompañado de buenas criaturas. Me gustan los retratos de personas con perros.










No se la imagen que puedo dar de mi, a quienes me leen en este blog; puedo asegurar que es un misterio para mi. No se si pareceré arrogante, pero quienes me conocen, espero que coincidan conmigo, en que soy bastante humilde, lo cual, lo digo sinceramente, puede ser muy bueno o no tanto. Mejor me habría ido en la vida siendo menos humilde y más arrogante. He conocido a gente con poco talento, que ha llegado lejos, gracias a una cierta actitud de comerse el mundo, de la que yo he carecido siempre. Pero eso es otra historia.

Me conmueven muchas cosas en esta vida. Me puedo emocionar con una canción, una pintura, una fotografía, como esa de Galdós con el perro o viendo como una pequeña planta crece en una grieta en medio del cemento.






Durante todo el verano, veo en el patio, cuando bajo a mis galgas, un par de hormigueros en los que me maravilla la organizada actividad que sus habitantes poseen. Unas hormigas salen del hormiguero de vacío, mientras otras, se dirigen al agujero excavado en la tierra, por un sendero muy claro y limpio, cargando semillas en sus bocas desde muchos metros de distancia. Veo hasta donde llega ese sendero y me maravillo. Es como si nosotros nos pasáramos los días caminando, en proporción, muchos, muchos, muchos kilómetros.







Por la noche, también las veo con un trajín sin igual, las miro y admiro, iluminándolas con la linterna. Me fascinan tanto como me conmueve su energía y actitud tan laboriosa. Para ellas, toda su existencia, al menos, cuando no es invierno, es igual. Supongo que son obreras y me pregunto si alguna se negará, vaya usted a saber el porqué, a seguir ese ritmo. ¿Tendrán sindicatos las hormigas? No, claro que no. Tampoco huelgas. Cuando hace frío o llueve y permanecen semanas o meses sin salir al exterior... ¿Que hacen en el hormiguero? Aparte de comer todo lo que han almacenado durante el verano... ¿Descansan del mucho ajetreo y trasiego de los meses anteriores? Es un enigma que espero consultar y conocer algún día, pero mientras tanto, me gusta observarlas e imaginar como será su existencia. Cosas como estas, me fascinan, no solo Daphne Guinness.

Estos días de lluvia, por las noches, también veo que de las espesas hiedras del patio, surgen caracoles y se pasean por la tierra, mientras yo, he de moverme con cuidado y con la luz de la linterna, para evitar pisarlos, pues cuando por descuido piso alguno, al oír el fatal crujido, me quedo rígido y paralizado, lleno de angustia y culpabilidad. Además, pido de forma inutil, perdón mentalmente.




Criaturas fascinantes, también, los caracoles


Tengo las ventanas y el salón, llenos de plantas. Muchas las he ido comprando. Cuando se me dan bien y las veo que prosperan, me llenan de alegría y satisfacción. Como de tristeza, cuando se me mueren y no se si esa planta tan peculiar ha pasado a mejor vida por exceso o defecto de humedad. Hay plantas que son un misterio para mí, mientras a otras, las llego a conocer muy bien. Como estoy llegando a comprender a las orquídeas o a los tres spathiphyllum que se reparten por el salón.





Flores que tardan meses en marchitarse...
para mí, milagroso.

En los estantes, se pueden ver recipientes con esquejes 



Retrato de efímera flor de cactus, con Lolita al fondo



En esta planta carnosa, apareció también un día una extraña 
y peculiar flor. A la derecha de ella, otro capullo que floreció
unos días después



Ver florecer los bulbos e jacintos o tulipanes,
es también otro increíble milagro



Me maravilla, cada día, ver que las flores de la orquídea llevan muchos meses alegrando el salón y con ello, mi vida, sin marchitarse, mientras las de los cactus, tan efímeras, con una existencia de unas pocas horas, si me descuido no las veo en todo su esplendor. Dicen que muchas flores mueren en el mundo sin haber sido nunca vistas y es tan triste como cierto. Aunque una planta, evidentemente, no necesita nuestra admiración, para florecer esplendorosamente. Las plantas, para mí, son también algo fascinante. Si me encuentro en el patio o en la calle, un esqueje de alguna que alguien ha tirado, no puedo ignorarla y me la llevo a casa, donde después de pasar unos días en una copa con agua, pasará a ser plantada en tierra y sentiré que esa planta, continua existiendo gracias a un poco de compasión.

Todo el mundo parece echar pestes de las palomas en las ciudades, pero yo no pude hacer otra cosa que respetar a un par de ellas, que decidieron hacer un nido en una jardinera de la ventana de mi cocina (que ya conté en este post).






Pude ver como el polluelo que nació, creció y llegó a volar por primera vez, en un emocionante momento, un día, convertido ya en una hermosa paloma. Para los interesados o los que leísteis ese post, deciros que ese polluelo, dos años después, sigue viniendo todas las mañanas a mi ventana.

El hecho de emocionarme con cosas que pueden parecer estupideces a otras personas, como observar a las hormigas o evitar pisar caracoles, fascinarme con las plantas de mi casa u observar que esa paloma que nació en mi ventana, sigue viva y nos visita cada día, como para tranquilizarnos, me hace sentirme (a pesar de mi humildad) orgulloso de ser como soy. Y también siento orgullo de mis gustos. En estos momentos, me alegra la existencia escuchar una antigua versión del musical británico en su edición de Broadway "The Boy Friend", de 1954, cuyas canciones amo desde hace décadas, no me canso de escucharlas y lo hago, cada vez, con una feliz sonrisa y coreándolas a voz en grito.







Estoy seguro de tener defectos y si poseo virtudes, desconozco ahora mismo, cuales son. Mucha gente pisotearía los orificios de esos hormigueros, aplastaría despreocupadamente los caracoles, ignoraría esos esquejes de plantas que languidecen en el suelo de la calle y por supuesto, habría espantado a otro lugar a esa pareja de palomas que construían un nido ante mis narices. Por no hablar que bostezarían y no entenderían el placer de escuchar "The Boy Friend".

Este año, no me sentía con valor ni moral, para echar pestes de esa aberrante, rancia y cruel tradición que es el toro de la Vega, de ese tristemente conocido pueblo, Tordesillas. Más de una semana después de que se cebaran torturando y asesinando a Elegido, la víctima de este año, he leído varios artículos y editoriales en la prensa impresa y la digital. Me ha vuelto a hervir la sangre. Es tan escandaloso como vergonzante e indignante, lo que allí sucede cada año.




La pobre víctima de este año, Elegido,
ya herido y con una punta de lanza rota, clavada en
su costado. Esto es llamado tradición, fiesta y orgullo del pueblo 


Acorralado, rodeado y acosado por las bestias







El victorioso gañán que acaba con la vida de Elegido,
aplaudido y vitoreado por los de su calaña.


No se si sus hijos, pero posiblemente sus nietos,
algún día se avergonzarán de las hazañas de su abuelo


Los psicópatas gañanes participantes, a caballo o a pie y portando lanzas de dos metros y puntas de no recuerdo si 30 o 40 centímetros (tanto da, mire usted), cada vez son menos, mientras que los manifestantes en contra de la salvajada, cada año son más. Y eso es lo que les jode. Está claro que su repugnante fiesta, tiene los días contados. Y como están, por ello, encabronados y además son psicópatas agresivos y violentos, la emprenden con salvaje violencia con quienes no quieren que se asesine a una criatura cada año. Insultan, golpean y agreden a los manifestantes (Que se lo digan a Ruth Toledano).






Observen esas caras y vuelvan a ver la de Elegido.
¿Quien resulta ser más salvaje?



La psiquiatría dice muy claro que quienes son violentos y disfrutan torturando y matando animales, también pueden llegar a serlo con las personas. Y me pone absolutamente enfermo, ese argumento que tienen los taurinos y los Tordesillanos que dice: "A los que no les guste, que no vengan". No, mire usted, no se trata de no verlo; ¡SE TRATA DE QUE NO SUCEDA! Y si hay que explicarselo, tampoco van a entender la aclaración; recordemos que son gañanes.

Las vísperas de celebrarse este sádico festejo, se celebró en Madrid una manifestación en contra de esta repugnante tradición. Acudieron 45.000 personas.





A la cabeza de la marcha, Emma Ozores, Cristina del Valle, Rosa Montero 
y Carlos Rodríguez, entre otros conocidos personajes



Esto también les jode. Ver que tienen a la mayor parte del país en contra y que su bárbara tradición tiene los días contados, les jode mucho.



Espectáculo indigno

El sadismo empleado para matar al Toro de la Vega no es compatible con una España moderna

Un espectáculo basado en el maltrato de un animal hasta causarle la muerte, como ocurre en la fiesta del Toro de la Vega en Tordesillas (Valladolid), no puede ser considerado un acto cultural ni una tradición digna de mantenerse. Desde luego, no en pleno siglo XXI. Observar cómo un animal es perseguido por decenas de jinetes a caballo armados con picas hasta campo abierto, donde se le rodea y alancea hasta que cae muerto, es un espectáculo tan salvaje como lo eran otros afortunadamente superados, desde el enfrentamiento de perros adiestrados hasta el lanzamiento de cabras desde los campanarios para que el público contemplase cómo caían.

Se mire como se mire, la de Tordesillas es una fiesta que convierte en diversión el sadismo y la crueldad. Apelar a la antigüedad del festejo, que se remonta a 1534, para justificar su mantenimiento es insostenible. Existe noticia de muchas tradiciones crueles que en su momento fueron abolidas o abandonadas porque las sensibilidades cambian, por suerte; y en las sociedades que se consideran civilizadas, suelen hacerlo para mejor. Gran tradición tenía en Inglaterra la caza del zorro hasta que finalmente se prohibió su práctica a caballo y con lebreles.

Contra lo que sus defensores pretenden, el Toro de la Vega no es un asunto estrictamente local. La fiesta trasciende esos límites para convertirse en un símbolo que proyecta una imagen deplorable de España. Lo sucedido ayer, con enfrentamientos físicos y abundante intercambio de insultos entre defensores y detractores de la fiesta, solo contribuye a empeorar las cosas. No es a pedradas e injurias como se dirimen las polémicas en una sociedad madura y democrática.

Es preciso buscar una alternativa incruenta a una fiesta que hace tiempo que debería haber evolucionado. Llegados a este punto, solo cabe la prohibición. Las Cortes han perdido varias ocasiones de legislar sobre el maltrato a los animales, la última de ellas hace un año. Y aunque la competencia regulatoria recae en la comunidad autónoma, la existencia de otras fiestas en las que también hay maltrato animal, como los correbous catalanes o las peleas de gallos en Canarias, aconseja abordar una acción política que prohíba estas expresiones de crueldad y sensibilice a los ciudadanos que aún consideran un derecho el ejercicio de la brutalidad.






No me imagino a ninguno de esos despreciables lanceros, carentes de empatía, conmoviéndose ante la visión de esa fotografía de Galdós con ese precioso perro o de la contemplación de un hormiguero, sufriendo al pisar por accidente a un caracol o recogiendo del suelo, cada fragmento de planta mustio que se encuentren y corriendo a ponerlo en agua para que sobreviva. O besando 40 veces al día a mis galgas y al pequeño Margarito. Tampoco me los imagino publicando en un blog de fondo rojo, con una foto de cabecera con las ruby slippers de Dorothy, en el que suena Fred Astaire cantando "Dancing In The Dark". Al pensar en esto y compararme con ellos, me dan motivos para sentirme orgulloso de quien soy y como soy. Estoy seguro de que somos, totalmente opuestos. Ellos me dan razones para elevar mi maltratada autoestima. Debería agradecérselo.






Me he dado cuenta, de que mi triste y rutinaria existencia, es mil veces más interesante que las suyas.

8 comentarios:

  1. Hace años que no hago fotos de seres vivos y menos de mis perros. En 30 años, son muchos los que han pasado por mi casa, no porque mueran pronto, sino porque he tenido siempre más de uno al mismo tiempo. No se me borran de la memoria y menos del corazón, pero me duele sobremanera ver sus fotografías cuando ya no están. Reposan en el campo, en sitios alejados a los que regularmente acudo con la moto de campo y paso un rato con ellos, recordandolos cuando se encontraban en sus mejores años.
    Mi relación con la naturaleza y los perros en particular no es normal, es decir, se sale de la norma (según la ciencia estadística, lo que hace la mayoría de una muestra de una población), aunque no soy el único: Alberto, parece que disfrutas de lo mismo, a tu manera, en la ciudad y barrio donde resides. No somos los únicos, pero si la minoría o al menos esa sensación es la que tengo, pero a estas alturas, no vamos a cambiar (ni intención de ello tengo), sino que como los viejos vinos, acentuamos nuestros defectos y nuestras posibles virtudes,
    Me alegra y mucho no parecerme en nada a estos especímenes de Tordesillas, al mismo tiempo que me duele ver el psicópata asesinato de un animal majestuoso, rey de la dehesa, que no ha ido voluntariamente a su matanza y que estos desgraciados de encefalograma plano atraviesan con lanzas. ¨Made in Spain¨.
    Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mis perros. Me alienta y anima que existan personas como los de la manifestación antitaurina o bloc como este en el que combates la incultura que sirve de cultivo para las salvajadas como las de Tordesillas.
    Gracias y un saludo. SEMPER FIDELIS.
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo, te entiendo muy bien, Pedro. Ver fotos de nuestras criaturas cuando ya no están, es muy doloroso. Aún no comprendo como, cuando murió mi Nikolai, con solo cuatro meses (el borzoi que tuve antes de mis galgas), me pasaba los días viendo sus fotos. Mi hermano no podía entenderlo. Supongo que necesitaba seguir viéndole, aunque fuera en fotos. Han pasado como 11 años y aún no puedo conciliar el sueño muchas noches, al pensar que murió atropellado a 15 kilómetros de casa. Sigo recordando con dolor a todos los que se fueron también antes de él. Es emocionante saber que puedes visitar el lugar donde descansan los tuyos. Todos los días siento deseos de vivir en el campo, a pesar de haber sido toda mi vida muy, muy urbanita. Soy feliz entre árboles y pisando hierba y lo echo muchísimo de menos. Vivir en e centro de Madrid me resulta muchas veces inaguantable. Por esa razón, supongo, alucino con un hormiguero, con caracoles o una pequeña salamanquesa que me asombra encontrar de vez en cuando, en el patio y que parece que estoy predestinado en encontrarla, pues la veo por las noches en la oscuridad, lo cual es asombroso. Es verdad lo que dices de nuestros defectos y virtudes. Y las cosas que me gustan, cada vez me gustan más y las que no, las detesto aún más. La gente cada vez me gusta menos (salvo excepciones), mientras que valoro más cada día a los perrillos. Ya tengo muchos años y me duele pensar que tal vez no pueda tener más conmigo, cuando los míos ya no estén. Vivir sin perro, me parece muy triste.

      Y no me des las gracias. Te las doy yo a ti, por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Hola Alberto,
    Echaba de menos tu artículo respecto a este tema. Como siempre, totalmente de acuerdo contigo. Desde los caracoles hasta los gañanes. El mundo seria mejor para todos sin ese tipo de gente.
    Muchas gracias Alberto :)
    Monica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en el post, me duele hablar de este tema cada año (Y de otros semejantes, como de las víctimas de la caza), ero días después de cometerse esa salvajada y de no parar de rumiarlo e indignarme día a día, acabé haciéndolo. Supongo que es inevitable. Afortunadamente, que esta salvajada siga perpetrandoe, ya es cuestión de poco tiempo, estoy convencido. Cada año se indigna más gente y eso es bueno. Y ellos, los mostrencos, cada vez se cabrean más. Eso es genial.

      El mundo está repleto de malísimas personas. Todos viviríamos felíces si les atacara un virus letal.

      Muchas gracias a ti, Mónica.

      Besos.

      Eliminar
  3. Oh dios mío ese cactus es de peli de terror...

    La razón por la que adoro a los caracoles es que son hermafroditas, aparte de que cuando era niño mi madre iba a cogerlos y yo iba cientos de metros por delante salvando los que podía. Con lo que acabo de decir, creo que está claro lo que pienso sobre el final del post...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cactus es bastante terrorífico y fascinante :)

      Lo de niño con los caracoles es muy tierno. Es un enigma el por que existe gente con empatía como tú y otros como los de Tordesillas.

      Gracias, Josu.

      Eliminar
  4. Sinceramente, no creo que hayas de compararte con BASURA como la de Tordesillas para llegar a esa conclusion!

    Igual el tema es incómodo, pero...esta bien la Rusa? como va? Si estoy siendo poco oportuna, sorry-sorry.

    Besitos muchos!!!
    Anónima Eve

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la vida me he comparado con los demás y me ha costado años darme cuenta de que en muchos casos, salgo ganando. ¡Es un alivio! :)

      El tema no es incómodo, Eve. Siempre eres MUY oportuna. Y yo te lo agradezco. La rusa... (no sé si lo conté. Además de los huesos, me falla la memoria) recayó y se puso muy mal otra vez, hace unas semanas. Una urgente visita a la facultad de veterinaria (gracias a un vecino con coche) y volvimos a medicarla. Ahora está muy bien, pero ya le estamos retirando la medicación y nos acojona el que vuelva a recaer. Deberían verla de nuevo la semana que viene o a la siguiente, para chequear y hacerle análisis libres de medicamentos. Aún no está claro que es lo que tiene, aunque su apetito es voraz, lo cual me dicen que es buena señal. Yo, que soy más optimista que Oliver, me empeño en que todo saldrá bien. No hace falta decirte que vivimos totalmente angustiados. Después del Alzheimer de mi madre, el cáncer del mayor, la depresión de Oliver y mis huesos... el que a una de tus criaturas le ocurra algo, te hace tener deseos e saltar por la ventana. Es duro ser positivo y optimista en determinadas situaciones.

      Muchas gracias por preguntar. Espero que esteis bien. Disfrutad de tu precioso jardín y recuerda que me das mucha envidia.

      Reparte besos.

      Eliminar

Galgo lover

Galgo lover

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:
¡Me encanta! ¡Me encanta ¡ME ENCANTA! Preciosos temas satandards, maravillosamente producidos. Su voz y estilo parecen los de una jovencisíma Etta James. No me extraña que fuera el cantante favorito de Billie Holiday.

ANTES:

ANTES:
Aunque después de una primera escucha, parece que ninguna de las canciones de este CD es memorable, si son en su totalidad, muy, muy agradables de escuchar. Relajadas, intimas, románticas e incluso tristes. Y muy bien producidas. Para una noche relajada y una copa de vino.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! Otro gran descubrimiento. Mejor cantante que otros famosos crooners y muy bien producido. Es un placer escuchar sus versiones, como "I've Grown Accustomed to Her Face". Me ha encantado.

ANTES:

ANTES:
Preciosas canciones, como The "Lipstick On His Collar", de sonido oldie, con buenos e incluso buenísímos arreglos. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
¡Magnifica! Una de las mejores y acompañada por una orquesta fantástica. Los arreglos de cuerdas de "Paradise" deberían haber sonado así, en ese lugar. Pero la versión movida de "What'll I do", me ha horrorizado, siendo una canción tan triste y siempre versionada como balada.

ANTES:

ANTES:
Mi Robbie Williams favorito, cantando standards como el crooner más experimentado. Y con sentido del humor, como en alguno de sus propios temas. Muy disfrutable. Epecialmente, Puttin' On The Ritz, Minnie The Moocher y otras varias.

ANTES:

ANTES:
Hacía décadas que lo escuché por primera vez. Sigue siendo, casi en su totalidad, fantástico y memorable. Y esta edición facsimil es una joya, calcada del vinilo original. Como deberían editarse todos los CD's.

ANTES:

ANTES:
No me vuelve loco la música demasiado electrónica, pero me ha gustado mucho como suenan algunas canciones de este disco.

ANTES:

ANTES:
Este es un CD, que no se por que razón, siempre he ignorado y me ha gustado mucho, especialmente cuatro o cinco canciones.

ANTES:

ANTES:
Una de las mejores voces de los 80, en un disco con temas sensibles y muy agradables de escuchar.

ANTES:

ANTES:
Me vuelve loco "Get Lost" y por eso lo compré. Hay momentos en que Beth Ditto parece La Ciccone, pero con mejor oído :) como en "Get a Job". En general, me ha gustado mucho.

ANTES:

ANTES:
No es solo música maravillosa de otra época, incluso parece música maravillosa de otro mundo más avanzado que el nuestro, lo cual da que pensar.

ANTES:

ANTES:
¡Nostalgia de los 80! "Americanos" es una de mis canciones favoritas de esos años :)

ANTES:

ANTES:
Una versión masculina y para jóvenes de los 50, de Julie London. Es fácil imaginar el efecto que sus canciones y su voz, causaría en los que le escuchaban. Más sensual que muchas obviedades de hoy en día.

ANTES:

ANTES:
Hacía mil años que no escuchaba a la Pasadena Roof Orchestra y me entusiasma tanto como entonces.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! ¡GENIAL! ¡¡¡GENIAL!!! Genial cantante. Otro feliz descubrimiento.

ANTES:

ANTES:
Un gran descubrimiento. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
Temas tan conocidos y escuchados que ahora suenan de forma diferente, pero genial.

ANTES:

ANTES:
Maravillosas versiones al mejor estilo clásico, como deben sonar. Y buenísimos arreglos.

ANTES:

ANTES:
Un genial descubrimiento. Lo mejor de los 70 y 80, en un gran CD y fantástico cantante.

ANTES:

ANTES:
Aún mejor que el anterior. Muy disfrutable. Mejor que la inmensa mayoría del pop actual.

ANTES:

ANTES:
Fantásticas versiones. Además de actor y bailarin, Chakiris es un fantástico cantante. Un placer escucharle.

ANTES:

ANTES:
Perfectamente producido e interpretado. Cuanto más lo escucho, más me gusta. Y algo poco común, es que el CD extra, está a la altura también.

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! Algunas canciones parecen parte de la banda sonora de una película de John Waters. Otras de un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Siempre me ha gustado más que Sinatra. Muchos me han gustado más que Sinatra.

ANTES:

ANTES:
Tremendamente sensual y un placer de escuchar, aunque las versiones que hace de canciones de Marilyn, no consiguen mejorarla, lo cual no es raro.

ANTES:

ANTES:
Sí, Norman Bates canta. Y te gustará, como a mí, si te gusta Chet Baker

ANTES:

ANTES:
Bastante oscuro e incluso depresivo (lo cual, en música, no es negativo), pero merece mucho la pena, en especial, entre otras, "Glory Box".

ANTES:

ANTES:
Una joya. Especialmente Audrey cantando Moonriver.

ANTES:

ANTES:
Lo más plácido y agradable desde Julie London. ¡No te cansas!

ANTES:

ANTES:
19 temas clásicos, orquesta de Gordon Jenkins y Nilsson. Un relajante placer.

ANTES:

ANTES:
Me gustan mucho en los momentos álgidos, cuando estallan la orquesta y sus voces. Pero no entiendo que cambien el idioma de canciones tan famosas.

ANTES:

ANTES:
Bebe Neuwirth y Nathan Lane juntos, un gran placer. Y está lleno de grandes canciones.

ANTES:

ANTES:
Muy triste de escuchar, por obvias razones.

ANTES:

ANTES:
¡Impresionante voz!

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! me encantan unas cuantas versiones que parecen estar hechas para un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Repleto de joyas. Mr. Bennett acompañado de Winehouse, Gaga,Lang, Bubblé...

ANTES:

ANTES:
Su primera grabación en vivo. Imprescindible y genial.

ANTES:

ANTES:
SPECTACULAR! SPECTACULAR! Especialmente los temas producidos por BLAM, Abrahams, Armstrong y DeVries.

ANTES:

ANTES:
Muy, muy agradable y eso es dcir poco.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. En especial "Où est ma tête?". Una canción que empieza diciendo: "He perdido la cabeza en la Rue Saint Honoré" te tiene que gustar a la fuerza .

ANTES:

ANTES:
Preciosas versiones y una virtuosa al piano.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. Especialmente, "Lonley Avenue" que es una joya.

ANTES:

ANTES:
¡Genial!

ANTES:

ANTES:
Sus últimas grabaciones de estudio. Algunas, joyas.

ANTES:

ANTES:
Desde hace años, mi disco favorito. No me canso de escucharlo. ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer con mucho encanto.

ANTES:

ANTES:
¡Unica!

ANTES:

ANTES:
Se te van solos los pies. ¡Muy disfrutable!

ANTES:

ANTES:
¡Tanto Lady GAGA! ¡Tanto Lady GAGA!

ANTES:

ANTES:
¡Es Judy! ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer exquisito.

Antes:

Antes:
¡Genial y sorprendente!

Antes:

Antes:
Otra genial cantante británica.

Antes:

Antes:
¡Genial!

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Un festín para los oidos.

Antes:

Antes:
Preciosa voz.

Antes:

Antes:
17 temas cantados y producidos de p***a madre!

Antes:

Antes:
Gloria Bendita!

Antes:

Antes:
Lleno de pequeñas joyas.

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Bessie Smith siempre es un placer para mí.

Antes:

Antes:
Mi época favorita de Aretha!

Antes:

Antes: